Una caña solitaria. Paseo marítimo. Santander, 12:00 a.m.

La caña espera que el pescado muerda el anzuelo. Pero, ¿dónde está su dueño?

¿Le habrá tentado alguno de los típicos bares del paseo? Sería la única buena excusa...