¿Conoces la historia del Palacio de la Magdalena?

La península de la Magdalena es el lugar más emblemático de la ciudad de Santander, tanto por sus espacios naturales y playas como por el gran palacio que alberga en ella.

Es un enclave repleto de naturaleza donde puedes pasear entre sus amplias zonas verdes y boscosas, bañarte en sus playas, visitar el mini zoo y disfrutar de una jornada en familia en su gran parque infantil.

En el punto más alto de la península se encuentra el Palacio de La Magdalena rodeado de acantilados y bosques, presidiendo un magnífico paisaje. Fue construido entre 1909 y 1911 siguiendo los planos de Javier González de Riancho y Gonzalo Bringas.

Su construcción fue consecuencia de la iniciativa del Ayuntamiento para albergar en él a la familia real española, los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, en sus vacaciones de verano.

A partir de la II República, tras la desaparición de la Familia Real, el Palacio de la Magdalena tuvo varios usos. Fue sede de la Universidad Internacional de Verano (actual Universidad Internacional Menéndez Pelayo), hospital, residencia temporal para los habitantes que sufrieron el incendio de 1941, lugar de conferencias y talleres importantes, entre otras cosas.

En 1977 el Ayuntamiento de Santander compró el Palacio de la Magdalena, con la península incluida, a don Juan de Borbón, conde de Barcelona, por la simbólica cantidad de 150 millones de las antiguas pesetas.

En 1982 el Palacio de la Magdalena fue declarado Monumento Histórico Artístico de Carácter Nacional. Sin embargo, durante esa década, el Palacio tuvo un deterioro notorio por lo que el Ayuntamiento de Santander comenzó una rehabilitación integral. Estas mejoras fueron culminadas con la inauguración en 1995 de los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía.

¿Para qué se utiliza hoy en día el Palacio de la Magdalena?

En la actualidad el Palacio de la Magdalena es sede de congresos y reuniones, incluyendo bodas civiles, y durante el verano (de junio a septiembre) es cedido a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo como centro de sus actividades. Además los turistas y habitantes de la capital cántabra pueden visitar su zona museística, la cual ofrece una parte significativa del patrimonio suntuoso de la ciudad de Santander.

El Palacio de la Magdalena es, sin duda, una seña de identidad de la Península de y de la ciudad de Santander. Una parada obligatoria para cualquier turista que viste la capital cántabra.

¿Dónde comer en los alrededores del Palacio de la Magdalena?

Para que puedas disfrutar de este espacio único desde el Club de Calidad Cantabria Infinita te recomendamos algunos de los mejores establecimientos de la zona que pertenecen al Club, para que tú paso por Cantabria sea inmejorable.

El Restaurante el Maremondo, situado sobre la misma playa del Sardinero, donde podrás disfrutar de la cocina cántabra tradicional basada en las mejores materias primas.

El Restaurante del Hotel Hoyuela que ofrece una carta basada en la tradicional cocina de la región con toques de modernidad, un auténtico restaurante basado en la belle epoque.

Otra de nuestras recomendaciones es el Restaurante El Puntal, situado dentro del Hotel Real rodeado de jardines, donde podrás disfrutar de una combinación de la cocina internacional con la regional.

¡Entra y descubre todos los restaurantes, hoteles, posadas y casonas que te ofrecemos desde el Club de Calidad Cantabria Infinita!

¡Te esperamos en #Cantabria!

 

#NosVemosEnCantabria