Palacios y Casonas de Cantabria

Desde el Club de Calidad Cantabria Infinita destacamos 18  palacios y casonas, situados en el medio rural, ubicados en inmuebles cuyo valor arquitectónico tradicional, histórico o cultural ha sido certificado como Patrimonio Cultural de Cantabria.

 

Así mismo, reúnen, al menos, los requisitos técnicos exigidos en la normativa sobre establecimientos hoteleros para obtener la clasificación como hotel de tres estrellas. 

18 palacios y casonas en Cantabria donde vivir un cuento de hadas

En el extremo más occidental de la comarca de Liébana, se asienta el pueblo de Cosgaya, perteneciente al municipio de Camaleño. Ahí se encuentra La Casona de Cosgaya, famosa por su calidez montañesa, buen trato y saber hacer, que ofrece al visitante una estancia donde el relax y la tranquilidad están asegurados.

Camino Real de Selores,en Selores, Cabuérniga, se presenta a sus huéspedes con el lema “Abre la puerta de tus Sueños”. Esta casona del Siglo XVII construida por Don Juán Cabeza de Mier y Terán y González, ha ido evolucionando con el paso del tiempo, sin perder su esencia, hasta convertirse en el “Hotel de las tentaciones”

En Carrejo (Cabezón de la Sal) encontramos la casona El Jardín de Carrejo, cuya ubicación privilegiada te permitirá visitar toda la región. Dentro de una finca de 30.000 metros cuadrados, está el edificio principal, un edificio de piedra de 1881.

La Casona del Valle,en el corazón de los valles de Reocín, destaca, entre otras cosas,  por ser una casona con una cuidada decoración que combina muebles antiguos con elementos modernos.

El Palacio Los Caballeros se encuentra en uno de los municipios con más renombre de Cantabria, Santillana del Mar. Un estilo decorativo tradicional, sereno y clásico, que busca la paz y el sosiego, asegurados por un generoso espacio de prados y árboles autóctonos.

En Toñanes (Alfoz de Lloredo) destacamos el Palación de Toñanes , una casona del siglo XVII, más conocida como "El Palación", que destaca por su carácter familiar y por su decoración clásica.

En Treceño, localidad del municipio de Valdáliga, se encuentran el Palacio Guevara, un palacio montañés del siglo XVIII que combina el encanto de antaño con unas modernas instalaciones en su interior,  y la Casona de la Salceda, edificio del siglo XVII curiosamente restaurado manteniendo el señorial estilo junto con aportaciones modernas.

La Casona de Somahoz en Somahoz (Los Corrales de Buelna)  hermoso palacio del siglo XVII que goza de excelentes vistas. Un equilibrio entre modernidad e historia que se deja entrever entre sus paredes y galardonada con el premio de Arquitectura actuación dentro del campo de la edificación singular, lo que hace de esta casona una verdadera obra de arte.

El Palacio García Quijano, ubicado en Tarriba (San Felices de Buelna) te permitirá viajar en el tiempo hasta el siglo XVII, gracias a que en su reconstrucción se han respetado la mayoría de los detalles originales, la viguería de madera y los porches y balcones.

ElPalacio de Trasvilla, en Escobedo, en el municipio de Villafufre. Palacio del siglo XVIII que ofrece a sus invitados la tranquilidad y el descanso que se busca tanto hoy en día.

La Casona el Arral, ubicada al sur de la bahía de Santander en uno de los pueblos con más encanto de Cantabria, en Liérganes. Destacan su jardín, los grandes árboles y el río, todo ello rodea este edificio del siglo XVIII.

En el municipio de Ribamontán al Mar, en  la localidad de Suesa,  se encuentra la Casona de Suesa Casona blasonada del siglo XVIII, convertida en hotel tras una cuidadosa reconstrucción.

La casona Las Cinco Calderas, en Galizano. Casona de origen noble del siglo XVII rodeada por un amplio jardín.  Y  en Hoz de Anero (Ribamontán al Monte), se sitúa la casona Camino de Hoz , una casona que ha pasado de generación en generación y que ha desempeñado varias funciones, desde casa de labranza, pasando por refugio de vacaciones familiares hasta convertirse en lo que es hoy en día, un lugar de descanso para los visitantes.

La Casona de Hermosa, en Hermosa (Medio Cudeyo)  Un hotel pensado para disfrutar del descanso y desconectar de la rutina y del ruido de la ciudad

La Casona de San Pantaleón de Aras, situada en la zona oriental de Cantabria, en el Valle de Aras. Esta casona del siglo XVII se encuentra rodeada de montañas y atravesada por el río Clarín, lo que hace de esta zona un lugar con gran valor ecológico y cultural.

Casona de Quintana, en Quintana, en el municipio de Soba, una casona montañesa del siglo XVIII donde cada detalle ha sido pensado por sus dueños para el disfrute y el bienestar de sus huéspedes.         

Lo difícil ahora será elegir en cuál de todas las casonas y palacios de Cantabria, pertenecientes al Club de Calidad, vas a pasar tus próximas vacaciones.