Visitar el Teleférico de Fuente Dé en Picos de Europa

Visitar el Teleférico de Fuente Dé en Picos de Europa

El Parque Nacional de los Picos de Europa envuelve un enorme patrimonio natural, histórico y cultural; lo que hace de este lugar un espacio único con una variedad paisajística exclusiva y muy singular. 

En los 500 kilómetros cuadrados (aprox.) en los que se extiende el macizo de los Picos de Europa al norte de la Cordillera Cantábrica, se encuentra la máxima atracción para los turistas que visitan la zona, el Teleférico de Fuente Dé. 

Para llegar a Fuente Dé, ubicado en el Valle de Liébana punto hay que seguir la carretera N-621 que pasa por Potes hasta el final, y lo encontrarás pocos kilómetros después de pasar el pueblo de Espinama.

Se pasó de transportar 300 pasajeros diarios, a 500 a la hora. 

El 21 de agosto de 1966 el Teleférico de Fuente Dé abre por primera vez al público. Se estima que en su primer año transportó un total de 48.000 viajeros, siendo siete los tripulantes permitidos por cabina; ocho años después, se amplía el cupo a 14 pasajeros por viaje.

El 21 de julio de 1990, y debido a las largas colas de espera que se formaban para subir al teleférico, se amplía el cupo a 28 tripulantes por cabina, lo que supone un aumento considerable en el número de pasajeros que viajan diariamente. En tan solo 24 años se pasó de transportar 300 pasajeros diarios, a 500 tripulantes a la hora. 

Hoy en día la capacidad de las cabinas es de 20 pasajeros. La velocidad del teleférico es de 10m/s y tarda tres minutos y 40 segundos en hacer todo el recorrido. Todo está preparado para el uso y disfrute de los turistas que visitan los Picos de Europa y paran en Fuente Dé para disfrutar de la máxima atracción de la zona. Se han instalado dos cafeterías una en la base del teleférico,  la Cafetería de Fuente Dé, y otra en la parte superior con capacidad para 150 comensales, La Cafetería El Cable. 

¿Cómo es vivir la experiencia de viajar en el Teleférico de Fuente Dé? 

“Es como un viaje entre dos mundos”, “como pasar de la civilización a la montaña salvaje”, “un viaje que cruza una línea invisible”, “pasar de ver nubes a ver un sol radiante en menos de 30 segundos”. Éstas son algunas de las formas de definir el viaje en el Teleférico de Fuente Dé que han tenido algunos de los usuarios. 

¿Dónde comer y dormir en los alrededores del Teleférico de Fuente Dé? 

A menos de 10 kilómetros del Teleférico de Fuente Dé, en Cosgaya, encontrarás La Casona de Cosgaya donde además de descansar rodeado de naturaleza y relajarte en su spa podrás degustar la sabrosa cocina tradicional del Restaurante  El Urogallo uno de los mejores restaurantes tradicionales de la zona, pertenecientes al Club de Calidad Cantabria Infinita. Entre las especialidades de su chef Casimiro Calleja se encuentran los arroces y el Crujiente Especial de Chef de Leche Frita, un manjar para los más golosos. Pero si lo que quieres es probar el  famoso cocido lebaniego, en el Restaurante El Oso , en Cosgaya, podrás degustar su famoso cocido elaborado a base de garbanzos, acompañados de berza, carne de cerdo, ternera y relleno.

Otras opciones que te recomendamos desde el Club de Calidad para descansar después de vivir la experiencia en el Teleférico de Fuente Dé son la Posada de Laura, a menos de 25 minutos, en Turieno. Un poco más alejado, a unos 45 minutos en Lerones, Pesaguero se encuentra la Posada Valle del Oso, un gran mirador de los Picos de Europa. 

Casona Malvasía en Cabezón de Liébana, El Bosque y San Pelayo , ambos ubicados en Camaleño, son otras de las opciones que te recomendamos desde el Club de Calidad para disfrutar de tu visita a los Picos de Europa